Páginas

domingo, 26 de noviembre de 2017

No cambies, Román

 
  "Los toreros nos fijamos demasiado con los hierros. Lo que sale por chiqueros son toros. A cada toro te tienes que acoplar, torearlo, sin prejuicios". 
Román en la charla coloquio el pasado viernes en Moncada

domingo, 22 de octubre de 2017

'Diatriba contra el arte' por Antonio Díaz (gracias por volver)



Al contrario que proclama la frasecita de marras, corren, tanto que vuelan, buenos tiempos para la lírica.  
Lírica que da cobijo a mediocridad y cursilería, normalmente bajo el disfraz de modernidad -alpiste premium para los pobres-. Un modernerío con ubres que amamanta, como la perra loba a Rómulo y Remo, a la nueva sociedad, súbdita y esclava de la opinión exprés, del pensamiento inane y de las redes sociales -¡fiestas del pueblo con paletos aporreando iphones!-. Son estas un biotopo de condiciones cojonudas para la proliferación de una melancolía pantagruélica, del peripatetismo y de la flema presuntuosa.
...

Reubicar el arte de cúchares en el mismo agujero negro ye-ye que las chicas almódovar o pitingo -virtuosismo ñoño, farándula demodé- es arrojar la última palada de tierra sobre su ataúd. Si de algo ha podido presumir siempre este espectáculo es de ser incatalogable. De un salvajismo enciclopédico, deconstruido a modo para las avinagradas papilas gustativas del hannibal lecter íbero. Qué diantres de ministerio, circunscripción o etiquetado va a necesitar el toreo, que logró a lo largo de los siglos lo que ningún otro magno imperio: sobrevivir a sí mismo y a sus parásitos, que fueron y siguen siendo legión; tampoco nació rey que le hiciera claudicar; ofreció la otra mejilla cuando fue excomulgado por el sumo pontífice de Roma; de guerras salió airoso; y su sancta sanctórum, el reto a muerte entre el hombre y la bestia, corrió como la pólvora por diferentes civilizaciones, con más formas que el diablo en el desierto y más fervor que cualquier otro rito ascético. Al fin y al cabo, la Tauromaquia es la primera religión que alumbró la Tierra y la última leyenda mitologica que verá Occidente.
... 

El palabro monoencaste esconde tras de sí una tragedia aún mayor: la unificación de lidias, estilos y criterios en una sola y repetitiva realidad: bienvenidos a la era de la monomentalidad.
Leer más... 

lunes, 16 de octubre de 2017

'Argumentos de andar por casa para sentir orgullo de la afición a los toros' por Antonio Lorca



Muchos de los que disfrutan con la fiesta de los toros están convencidos de que su condición de aficionado no tiene justificación posible actualmente. En el fondo, se sienten acomplejados, avergonzados, asustados, timoratos, pecadores…, e integrantes del último eslabón de una suerte de bárbaros primitivos. Les hierve el veneno de la fiesta en sus venas, al tiempo que les atormenta el doloroso remordimiento de ser partícipe de una ceremonia de violencia y crueldad en el seno de una sociedad que proclama la convivencia pacífica con los animales. Gozan con los toros, pero no saben por qué y, a veces, lamentan formar parte de una minoría a la que ellos mismos consideran una especie en extinción.
 Leer más...

miércoles, 11 de octubre de 2017

El año que viene más, y esperemos, mejor

 
Con la novillada celebrada el pasado lunes con motivo del 9 d'Octubre ponemos fin a una temporada más, y también a una manera de llevar este blog, especialmente en lo referente a las reseñas de los festejos. Seguiremos dando opiniones, imágenes, videos intentando llevar con más agilidad la bitácora, cosa harto difícil, desde que comenzamos con mucha ilusión y ganas de expresar todas nuestras inquietudes taurinas. Tanto mi realidad personal como el mundo cibernético han cambiado. Las redes sociales han dado una nueva manera de expresarse, de contar, personalmente sólo las utlizó para enlazar tanto lo publicado por  aquí como otros enlaces mas interesantes y amenos que este blog.

Se que hay quien espera más mis opiniones, se que a algunos le molestan e incomodan, pero quiero aunque en pequeñas dosis continuar expresando mi opinión, aunque canse, me repita, me ignoren o incluso les guste. Con esta declaración de voluntades espero continuar hablando, declamando, escribiendo sobre esta santa afición que es la Tauromaquia.

Con respecto a la novillada de los Chospes a la que enfrentaban los novilleros Fernando Beltrán, Jesús Colombo y Angel Téllez dejaré unos breves apuntes.

Los novillos con buena presentación algunos con trapío de toros, de comportamiento desigual, aunque les faltó entrega y codicia, les dieron en el caballo como si fueran las fieras corrupias, dando tres varas a cuarto y quinto, lo nunca visto en esta plaza. Llegaron parados a la muleta poniendose algunos asperos y complicados en la faena de muleta. Tan sólo quinto, a pesar de lo que le dieron, y sexto se entregaron en el último tercio, siendo 'colaboradores' de los coletas.

La próxima temporada volveremos a tener a Fernando Beltrán, que una vez nos emociono, para tener su enésima oportunidad y afirmar los que saben que se topó con el peor lote.

La mala suerte sorprendió a Jesús Colombo en forma de cornada de 25 cm. en los inicios de su faena al quedarse descubierto por la leve brisa ante el paradote segundo, mala suerte cuando estaba a las puertas de su alternativa. No lo habiamos podido ver hasta el momento, nos dio impresión de novillero placeado y con cualidades atléticas en el segundo tercio.

Angel Téllez tuvo que lidiar tres novillos por la cogida del compañero, al que vimos hace pocos días por Algemesí, dejandonos la misma impresión toreo templado pero con deficiente colocación, demasiadas cercanías, quedando todo en medios pases y parafernarlia. Uno más en el escalafón. Ahh por cierto, con el público entregado le dieron dos orejas playeras.

Destacar la entrada que había en una novillada fuera de feria, con poca publicidad, lo que daba impresión y aroma de entradas de gañote. Todo sea por crear afición, aún a base del populismo y los triunfos fáciles.
Al natural

Orejas de Valencia

El año que viene más...

miércoles, 4 de octubre de 2017

In memoriam Victorino Martín


Muchas cosas se pueden decir en estos momentos, sólo dire que ayer se nos fue el ganadero más importante del siglo XX, uno de los pilares para que la Tauromaquia siga su tortuoso camino en estos momentos. El nos ha dejado pero su legado será imborrable.
Sit tibi terra levis.